De la teoría a la praxis: algunas formas de financiar tu startup

De la teoría a la praxis: algunas formas de financiar tu startup

Si el lunes hablábamos de espacios donde desarrollar tus proyectos, hoy queremos hablar de esa otra faceta, no menos importante, de emprender un negocio: la financiación.

Por muy buenas ideas que tengamos, siempre vamos a necesitar algo de dinero para llevarlas a cabo. Hace unos años tenías que ir al banco a que te apoyaran económicamente: la dinámica era mucho más simple, pero también mucho menos sencilla de conseguir. Hoy en día, con las nuevas tecnologías, es mucho más fácil conseguir el dinero que necesitas para emprender, ya seas autónomo, freelance o simplemente tengas una idea.

Navegando por la web hemos encontrado, de la mano del portal Universia, algunas formas de financiar tu startup con las que podrás prescindir de gastarte tus ahorros (o lo que actualmente se conoce como Bootstrapping).

Formas de financiar tu startup 2- Ashton Campion Blog

Estas técnicas de financiación son distintas entre sí y cada una de ellas aporta un valor diferente que habrás de tener en cuenta según el modelo de negocio que tengas entre manos.

En primer lugar, tenemos el báisco “The Three F’s”“family, friends, and fools”, aquellas personas que te prestarán su dinero para emprender sin tener ni idea de negocios. De hecho, la familia y los amigos representan la principal fuente de financiación para las startup.

El Crowdfunding está también cada vez más en alza. Es una técnica de financiación colectiva que se basa en buscar socios a través de la web. Hay diferentes tipos: el crowdfunding de recompensa (el mecenas recibe una contra-prestación), el de inversión (el inversor obtiene acciones o participaciones empresariales), el de préstamo (el receptor debe devolver el dinero con un tipo de interés) o el de donación (el donante no recibe nada a cambio).

En tercer lugar encontramos los “Angel Investors”, los mecenas en su más estricto sentido. Personas que invierten en aquellos proyectos que creen que serán exitosos. Suelen convertirse en socios o recibir participaciones de la empresa.

En cuarto lugar, el clásico préstamo bancario: aunque en estos últimos años parece haberse puesto difícil, los bancos aún conceden créditos a los emprendedores con buenas ideas y buenos planes de negocio.

También podemos contar con las ayudas a emprendedores del gobierno: el Instituto de Crédito Oficial (ICO), “un banco público con forma jurídica de entidad pública empresarial, adscrita al Ministerio de Economía, Industria y Competitividad a través de la Secretaría de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa” en el caso de España, aunque también hay organismos que te orientan con ayudas en cada autonomía.

Formas de financiar tu startup- Ashton Campion Blog

La aceleradora de semillas: una institución que impulsa diversas startups mediante un programa basado en convocatorias con un plazo de tiempo estipulado, que incluye mentorización, formación intensiva, educación digital y tutorización por parte de la empresa.

Y, por último, el Bartering , que es la nueva forma de trueque. No se trata tanto de obtener dinero cómo recursos. Por ejemplo, puedes ofrecer tus servicios informáticos a cambio de publicidad o asesoramiento de imagen en las redes sociales.

Leave a Reply

Leave a Reply