El choque del primer año de Universidad

El choque del primer año de Universidad

Octubre ha llegado por  fin y con él, el otoño en todo su esplendor y el regreso definitivo a las universidades. Muchos de vosotros volvéis con ganas y las pilas recargadas tras el verano y las primeras clases introductorias de septiembre, pero para otros muchos ahora empieza la realidad de lo que han escogido para su futuro laboral.

El primer año de universidad suele ser un poco extraño para todos los principiantes y es por eso que hoy queremos dedicar el post de hoy a todos aquellos que han comenzado sus estudios de grado este curso 2017-2018.

Según los datos ofrecidos por el Misterio de Educación (Datos y Cifras del Sistema Universitario Español 2015-2016), “1 de cada 5 estudiantes deja la Universidad en el primer curso”. Lo que significa que el 19% por ciento de los alumnos abandona. No es un dato sorprendente como tampoco lo es que muchos de estos estudiantes  terminan el curso con una mayoría de asignaturas suspensas.

Las razones de este “choque” académico se deben, en gran parte, al cambio de paradigma que existe entre el instituto y la universidad. El estudiante comienza a tener más margen de libertad y gestiona su tiempo y recursos académicos, como también a que, en muchas ocasiones, abandona el hogar familiar y se traslada a otra ciudad.

Primer año de Universidad 1- Ashton Campion Blog

Por otro lado, no hay que olvidar que, muchas veces, la idea que tenemos en nuestra cabeza sobre lo que es la universidad y la carrera universitaria de nuestros sueños dista mucho de la realidad diaria de ésta. Por ello es necesario que tanto los propios alumnos preuniversitarios, como los padres, y las instituciones pongan todo de su parte para que el cambio de bachillerato a grado no sea ni brusco, ni decepcionante.

En este sentido, los alumnos que van a comenzar una carrera deben informarse bien de las asignaturas que la forman y la dinámica de éstas, sólo de este modo podrá hacerse una idea de a qué se va a enfrentar en los próximos meses. Habrá muchas en las que, por tu nivel escolar, te sientas un poco perdido. La solución es comenzar cuanto antes a equiparar el nivel y no dejarlo para la semana antes del examen.

Primer año de Universidad 3- Ashton Campion Blog

Los padres no deben olvidar que sus hijos aún no tienen la madurez e independencia suficientes como para saber gestionar de un curso para otro, ellos solos su novedosa “autonomía”. Evidentemente, hay que comenzar a dar cancha para que el joven se adapte y se vaya habituando a ser independiente, pero no de una forma radical.

Las universidades, por su parte, han querido contribuir estos últimos años a que este paso a la siguiente etapa no sea tan brusco. El Plan Bolonia ha hecho que los alumnos ya no gocen de la misma libertad y autonomía y  el grado se ha convertido en una prolongación del Bachillerato. Asistencia obligatoria, evaluación continua y la casi obligatoriedad de realizar un master son algunos ejemplos.

Pese a estos consejos, habrá muchos estudiantes que, sin embargo, se sentirán perdidos y poco adaptados. Es normal. El trabajo en equipo, los horarios diferentes o las exposiciones en clase pueden ser al principio un poco perturbadores. Por suerte, en 2017 todas las Universidades Europeas deben tener un Plan de Acción Tutorial. Un proyecto gracias al que un grupo de profesionales te ayudarán en el propio centro a solventar tus inseguridades.

Primer año de Universidad 2- Ashton Campion Blog

La última opción es que, después de todo esto, siga sin sentirse completamente satisfecho. En ese caso, puede que el alumno haya descubierto que esa no es la carrera que quiere realizar y a la que quiere dedicarse el resto de su vida. Que no cunda el pánico! El 7,1% descubre que eso no es lo suyo y opta por un cambio de carrera. La universidad no es algo irreversible, siempre puedes cambiarte e intentarlo de nuevo el curso siguiente. La clave es no perder el tiempo: prepararse de nuevo las pruebas de acceso a la Universidad para obtener mejor nota, realizar cursos o aprender o mejorar algún idioma tan útil como el inglés ;) son algunas de las posibilidades.

Leave a Reply

Leave a Reply