La peligrosa niebla londinense

Seguro que a todos os viene a la mente cuando os hablan del Londres misterioso de Sherlock Holmes o Jack el Destripador, un elemento indispensable: la niebla londinense. La imagen de una ciudad inmersa en una capa semiopaca de humo blanco, contexto ideal para que maleantes y bandidos acechen y comentan tropelías, asesinatos y delitos. Una representación visual más o menos así…

Niebla Londinense Ashton Campion 2

Pues estáis en lo cierto. Este tipo de niebla londinense lleva produciéndose en Londres desde el S.XII, justo en el momento en que empezó a usarse el carbón (marino en estos siglos de la Edad Media) como medio de calefacción ante los fríos inviernos de las islas. Es decir, la niebla londinense como tal, la natural y que es producida por la acción de humedad en el aire del Támesis es un episodio que es relativamente poco usual. No mucho más frecuente a como puede ocurrir en ciudades con grandes ríos que pasan por ellas. Como Zaragoza o Sevilla por ejemplo que “sufren” episodios de estas características quizás 6-7 días al año a lo sumo. Pues en Londres a día de hoy ocurre lo mismo. A día de hoy…

¿Pero entonces qué es lo que ocurría hasta hace poco? Hasta el año 1952 concretamente… pues que no había ningún tipo de regulación ante las emisiones que emanaban de las calderas y chimeneas de Londres y el ambiente invernal de la ciudad se impregnaba permanentemente de esta tétrica y peligrosa niebla londinense. Una niebla que es conocida como “Smug” y que resulta de la unión de humo de carbón, aceite de caldera y hornilla y la propia humedad del ambiente.

Niebla Londinense Ashton Campion 3 Niebla Londinense Ashton Campion 1

Y bien cierto que fue peligrosa, ya lo creo que sí. Precisamente fue en ese año 1952 que citábamos anteriormente, cuando ocurrió un suceso que terminaría de un plumazo con la niebla londinense -smug- como tal. Y es que con ella murieron más de 12000 personas debido a los gases tóxicos inhalados y enfermaron 100.000 más. Sí, sí, 100.000.

Se le conoce bajo el nombre de el Gran Smug de 1952 y tuvo lugar durante cuatro días. Del 5 al 9 de diciembre. Y cogió a toda Londres absolutamente por sorpresa. Cuentan que su espesura y extensión fue tal que tuvieron que suspenderse las representaciones teatrales porque la niebla se infiltraba incluso por las paredes de los edificios. ¿Pero qué fue lo que desató esta terrible catástrofe y, sobre todo, por qué no había ocurrido algo así hasta ahora?

Niebla Londinense Ashton Campion 7 Niebla Londinense Ashton Campion 4

Pues la respuesta la tiene la herencia de la II Guerra Mundial. Inglaterra, aún sumida en la posguerra y pagando las enormes deudas e intereses que arrastraba desde el final del conflicto, tenía que exportar todo aquello que podía. TODO. Y esto claro, incluyó a las inmensas cantidades de carbón que sus ricas minas producían. Pero claro, no se vendía un carbón cualquiera, no.

El carbón que se exportaba era el carbón premium, aquel que hasta entonces había sido consumido por los propios ingleses y que los vapores fruto de su combustión si eran capaces de alcanzar las capas altas de la atmósfera y disiparse en un tiempo razonable. Totalmente al contrario que el que ese año quedó para consumo propio y que, como ya habéis aprendido, provocó la niebla londinense más mortífera de todos los tiempos…

Niebla Londinense Ashton Campion 6 Niebla Londinense Ashton Campion 5

Como contrapartida  se tomó la medida drástica de prohibir por decreto cualquier uso de combustión fósil para siempre en la ciudad y fruto de esto también, se concibió el germen de los movimientos ecologistas que posteriormente extenderían su radio de acción a todas las partes del planeta.

1 Comment

Leave a Reply

Leave a Reply