Mind the Gap: la historia más triste del Metro londinense

Mind the Gap: la historia más triste del Metro londinense

Por si no lo sabéis el metro de Londres es el underground más antiguo del mundo, con una edad que sobrepasa ampliamente los 100 años. En concreto más de 152 porque se inauguró en 1863, por lo que os podéis imaginar la de historias y anécdotas que han podido suceder en su entramado de túneles, su red de estaciones, su telaraña de vías o sus serpientes en forma de trenes. Pues bien, sin duda alguna, una de la más entrañables, bonitas y al mismo tiempo tristes es la historia que os vamos a contar hoy y que ilustra nuestro vídeo de este viernes: Mind the Gap.

Es probable que si habéis viajado en el Metro de Londres conozcáis esta locución: “Mind the Gap”.

Un consejo que se nos ofrece por megafonía cada vez que el tren para en los andenes de la estación y abre sus puertas. Algo así como “mantenga distancia” recordándonos que debemos de tener cuidado con el hueco existente entre el anden y el vagón para que no metamos nuestros pies en él y nos llevemos un buen susto. Pues bien, hace relativamente poco, cambiaron esa locución “Mind the Gap” que sonaba en cada una de las estaciones del Metro por otra con un tono un poco más amable y con una voz femenina menos ruda. Lo hicieron así para buscar un discurso un poco más relajado que no apremiara tanto como lo hacía la anterior y lograr un ambiente más tranquilo en general… (ya sabéis esas cosas de psicólogos y tal)

Pues el caso es que a todo el mundo pues no le pareció mal el cambio. Pues bueno, pues bien; cierta añoranza quizás por cambiar la costumbre de cada día pero poco más, la vida sigue. La vida sigue excepto para una persona, Mrs Lawrence, la señora del fallecido actor Oswald Lawrence que daba voz al clásico Mind the Gap que estuvo en activo en la red de metro durante más de 40 años.

Una persona que durante más de 15 años recordaba la voz de su marido y la presencia en su corazón cada día al tomar el metro. Una persona a la que lamentablemente se le fue acortando ese sentimiento cada vez más porque la voz fue limitándose cada vez a menos estaciones, al punto en que llegó un momento en que únicamente podía escucharse en la estación de Embankment.

Cita y lugar a la que diariamente Mrs Lawrence acudía para volver a reencontrarse con su pareja.

Mind the Gap 1 - Ashton Campion Blog

Pero llegó el triste día en que simplemente, la voz de Oswald Lawrence, se desvaneció: el 1 de noviembre de 2012.

Tras llegar la historia a los oídos de la TFL, rápidamente hubo reacción (hay que reconocer que para este tipo de cosas los ingleses son muy sentidos) y un trabajador de la empresa le entregó a la esposa un cd grabado con la locución en bucle del señor Lawrence diciendo la famosa frase. Pero llegando aún más lejos y demostrando lo maravilloso que puede a llegar a ser el ser humano si se lo propone, decidieron volver a colocar la antigua locución en los altavoces de la estación de Embankment para que Mrs. Lawrence pueda, cada vez que le apetezca, volver a sentir y reunirse con su marido.

Mind the Gap 2 - Ashton Campion Blog

Os dejamos con el vídeo de su historia. ¿Os ha gustado, eh?

1 Comment

Leave a Reply

Leave a Reply